El miedo al miedo

Publicada en

Quizas pertenezcas a ese número de personas que alguna vez han vivido un ataque de pánico, un episodio de ansiedad. Tal vez hayas experimentado ese terrible momento  en que te falta el aire, no puedes respirar, aparentemente no ocurre nada nuevo, sin embargo te invade una sensación de miedo extremo, tus manos comienzan a temblar, tu corazón se dispara, sientes una indomable falta de control, necesitas desesperadamente ayuda, te sientes solo, incomprendido…crees que te vas a morir en ese mismo momento y finalmente, si tienes mucha suerte, el episodio va perdiendo fuerza o ya has llegado a urgencias y por fin estas a salvo.

Quizás pertenezcas a ese grupo de personas que desarrollan un auténtico miedo al miedo.

Miedo a que vuelva a ocurrirles, así, sin previo aviso, en medio de una reunión de trabajo, dentro de un avión, en un ascensor, quizás en medio de la vía publica…

Ese miedo se realimenta en tu cerebro y comienza la evitación.

Evitar la exposición a posibles situaciones que desencadenen una crisis, situaciones en principio inocentes que comenzamos a reescribir en nuestra mente como fóbicas. Cuando eso ocurre nos encontramos ante una verdadera trampa mental. Nuestro cerebro intenta ponernos a salvo y para ello busca razones para hacerle la cobra a las situaciones más dispares. Nos hacemos a la ilusión de que evitando cualquier posible desencadenante tenemos en nuestras manos el control.

Sin embargo, nada más lejos.

A medida que evitamos, nuestros fantasmas se hacen más fuertes, van tomando cada vez más espacio, nos van limitando cada día mas se expanden acaparando más y más terrenos.

Es fundamental ser conscientes que una fobia es la derivación del problema real hacia el sujeto fóbico, y que los ataques de ansiedad o de pánico siempre responden a la expresión por parte del cuerpo de las emociones que no podemos resolver con nuestro intelecto.

Se valiente y mira tus verdaderos problemas a la cara, ahí está el foco en realidad, no temas pedir ayuda profesional y no te permitas vivir en la prisión que vas construyendo a tu medida.

Ser valiente te hace fuerte, recuerda…HAZ LO QUE TEMAS HACER.

Ese es el único camino.

Un comentario en “El miedo al miedo

  1. El miedo, efectivamente, tan poderoso que siempre se ha usado para paralizar a la gente.
    Antes la religión y amenazas de infierno, ahora el miedo a epidemias, desconocimiento y terrorismo que ahora está tan presente
    Cuando más le prestamos antención, más lo atraemos a nuestras vidas.
    Lo bueno es que cuando apartas el miedo te das cuenta de que no tienes nada que perder, y todo que ganar…
    Gracias,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *