Tú no eres tú

Publicada en

Ser

Tu pasado, tu futuro… todo eso y mucho más es lo que crees que eres. Basas tu Ser en los recuerdos y en las promesas de futuro, sin percatarte del presente.

Crees que has llegado al día de hoy condicionado por todo lo que te ha pasado, pero ¿y si no fuese así? ¿Qué historia te estás contando? De ello depende la calidad de las decisiones que tomes hoy, tu presente, y que te llevarán al futuro… Un futuro que, según tu diálogo mental, será mejor que hoy ¿Verdad?

Pues bien, he de decirte que des gracias por todo, por lo que te ha sucedido en tu pasado y por lo que te sucede en cada momento, pero no etiquetes como bueno o malo, simplemente es así. Agradecer tu presente te convierte en una persona más sabia y sobre todo, más abundante. Emitir juicios hacia tu pasado lo único que consigue es alejarte de personas, experiencias e ilusiones que en su momento fueron perfectas y cumplieron su misión. Y emitir juicios hacia tu futuro lo único que logra es sentir ansiedad e impaciencia por todo lo que debería llegar y no ha llegado.

El secreto es disfrutar del presente, este momento. En este momento no hay problemas, tu corazón late, tus órganos funcionan. Los problemas los provoca la mente, evocando al pasado o al futuro. Es por esto que los niños son unos verdaderos maestros del disfrute.

Esta es la única premisa que te pide la vida, así que disfruta de tu presente, siente tus latidos, tu respiración y aclara tu mente. Esto hará que tomes decisiones mucho más acordes a tu esencia y a tu Ser.

¿Qué beneficios te puede traer Ya si empiezas a hacer esto cada momento?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *